Seleccionar página

PORQUE Y PORQUE NO II (Booking.com)

Ya está hecho. Tomaste la primera decisión. Ahora tienes un flamante hotel preferente en booking y pase lo que pase, tu hotel está entre los primeros doscientos de los chorrocientos de la plaza. ¿Suficiente? Lamentablemente… NO. Ahora hay que definir estrategias y no basta con cargar disponibilidades. Tu feliz fax/mail de recepción entristecerá pronto si no gestionas tu posicionamiento.

POST de mi BLOG antiguo de 2011:

 

POR FIN DECIDIÓ ENTRAR…  Si es usted de los que por necesidad o simplemente porque “X + n” sigue siendo una comisión en suma menor que la que nos cuelan los contratos de otras “.com” o centrales de reservas, acaba de acceder al maravilloso y exclusivo mundo de los hoteles preferentes. Ahora su fax volverá a ronear con frecuentes notificaciones de reserva y sólo deberá ocuparse de llevar un revenue adecuado y de tener la disponibilidad viva. Si además su hotel se encuentra en una plaza con no demasiados establecimientos, su recién adquirido estátus de preferente le garantiza la visibilidad. Fetén.

Ahora bien, Si se mueve usted en un entorno altamente competitivo y resulta que su plaza es de las que se retuercen día y noche obligándole a decidir y rectificar a cada instante… porque hay quinientos hoteles intentando quitarle SU reserva, aún tiene unas cuantas cosas que tener en cuenta. Bienvenido al mundo de matrix. Haber elegido la otra píldora… Mantenerse en Preferente dentro de booking.com no está garantizado. ¿Porque?

 

Mano real con el contorno de mano de hotel recomendado de booking.com alrededor

Porque igual que un día le llamaron para ofrecerle aquel contrato “preferente”, le pueden llamar para decirle que “no está funcionando”. Para Booking, el posicionamiento de los hoteles funciona como la liga de fútbol. Los mejores de segunda pasan a primera y los peores de primera pasan a segunda. Si no anda ojo avizor, bajará de categoría. Tranquilo. En según que caso es lo mejor que le puede pasar.

¿De qué depende mi posición en el ranking? De muchos factores. Sólo los programadores de booking.com conocen la composición del algoritmo mágico y no parece que vaya a salir la receta en el programa de Arguiñano. Pero hay algunos factores que resultan obvios:

TU NOTA.- Si tus clientes valoran positivamente tu hotel y tu nota sube, tu establecimiento mejorará en el ranking. Per vamos a suponer que estamos hablando de un hotel que se preocupa de la calidad y esto lo hace con TODOS los clientes con independencia de su procedencia. Aún así existen acciones sencillas para que cuando se marchen los huéspedes de booking nos dejen una buena valoración. Si quieres ideas puedes contactarme aunque basta con darle al coco.

TU FACTURACIÓN.- Como a estas alturas ya tenemos claro que booking.com es una máquina de hacer dinero, no vamos a suponer que tiene espíritu de ONG. Si tu hotel factura más que la media, subirá. Si factura menos, bajará.

LA DISPONIBILIDAD.- Como todos los sites, ellos quieren tener tu hotel con disponibilidad inmediata para cada día de la semana y 365 días al año. Cada vez que das cerrojazo, pierdes potencial de venta y esto empeora tu posicionamiento. Quizá no porque el tuyo baje sino porque el de los demás sigue creciendo. Parece lógico.

Así que resulta que después de dos meses en preferente, recibes menos reservas que antes y tu hotel sigue siendo casi invisible por “popularidad” porque está en el puesto 145 de los 200 preferentes que hay y la gente se cansa de ver hoteles antes de llegar al tuyo con la flamante foto de la fachada por la que pagaste 500 euros. Booking de nuevo ha innovado y te ofrece una opción…

SOBRECOMISIÓN (O vender el alma al diablo).- Si. Puedes aumentar la comisión ofrecida para un período de tiempo. Siempre claro está que esta comisión sea superior a X(comisión base) + n (Extracomisión para entrar en preferente). Si estás dispuesto a dar este paso de ofrecer “X+n+m” verás como por arte de magia tu prosicionamiento dentro del ranking se dispara. ¡Milagro! ¿O no? Cuidado porque puedes estar vendiendo tu alma al diablo. Como siempre la toma de decisiones debe seguir una estrategia y un planteamiento lógico… Que intentaré desbrozar en mi próximo post.

Hasta entonces!!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.